Escribir nuevo tema

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
sábado 10 de octubre de 2015 14:58

ENTREVISTANDO CRISTÓBAL COLÓN

Pues bien, nuestro fantasma entrevistado en esta ocasión, es Don Cristóbal Colón y colaborando en ello, estará mi buen amigo Don Miguel de Cervantes, ya que Don Cristóbal llegó a América 55 años antes de que naciera Don Miguel.

Bien Don Cristóbal, en esta entrevista con usted, no platicaremos lo que ya hemos leído en textos de la escuela y en gran cantidad de biografías acerca de usted, queremos saber lo que solo usted sabe y nosotros no. Y por supuesto que Don Miguel de Cervantes nos dirá lo que se escuchó en la época de primera voz.

Entonces empiezo con los mitos de esa época, de que la tierra era plana y que solo usted era el único convencido de la redondez de la Tierra. ¿Qué nos dice usted Don Cristóbal?

-Es falso, ¡En esa época ya todas las personas inteligentes tenían la convicción de que la tierra era redonda! Ello se enseñaba en las escuelas y Universidades.

Don Cristóbal, platíquenos de su juventud, porque poco se sabe de usted.

-Bueno como ya es sabido nací en Génova que era ciudad-Estado de gran tradición marinera en 1451. Trabajé en el telar de mi padre y algunas veces me hice a la mar. Ya que Génova era un puerto importante siempre abarrotado de barcos, así que pronto aprendí las artes de la navegación y la cartografía. Y cosa curiosa, nunca usé el astrolabio para determinar la posición del sol, sino que calculaba aproximadamente el rumbo. En el año de 1476 llego a Lisboa por mera suerte del destino. En unos de los viajes que formaba parte de la tripulación de un barco fuimos asaltados por un navío francés. Aunque herido pude saltar al mar y nadar a tierra hasta llegar a Lagos, y más tarde a Lisboa. Esta ciudad era ideal para todo hombre que soñara con aventurarse al mar, ya que en este puerto se hacían los más asombrosos proyectos de viaje y exploraciones que recibían apoyo. Allí también obtuve conocimientos de matemáticas, astronomía, construcción de barcos y aparejo de velas; en resumen, todo aquello que necesitaba un buen marino. Mi hermano Bartolomé y yo, pusimos una tienda donde vendíamos mapas, y el negocio prosperó. Pero siempre fui fiel a mi idea. Mi obsesión y de estar convencido de la existencia de tierras al oeste y quería, como nadie lo había querido.

Don Cristóbal Colón, es un honor estar en esta plática con usted, soy Don Miguel de Cervantes y usted no escuchó de mi durante su vida, pero yo de usted…sí. Ya que usted llegó a América 55 años antes de que yo naciera, como bien lo dice mi buen amigo Don Polo. Ya en la escuela se mencionaba de esas nuevas tierras descubiertas por usted. Y es una delicia platicar con tipos como usted. Y sobre todo, ambos fuimos marineros. Bien, ahora Don Cristóbal platíquenos ¿por qué la Reina Isabel no quiso apoyarlo en la primera instancia de su primer viaje? ¿Y cuánto costó ese primer viaje?

-Bueno empezaré por decirle Don Miguel: que la Reina Isabel si estaba interesada en ese viaje, lo que no le pareció fue el precio del descubrimiento, le pareció excesivo: ya que le exigí que me hiciera Almirante del Mar Océano y virrey de todas las tierras que descubriese, y que durante mi almirantazgo tuviera derecho a un diez por ciento de todo el comercio. Entonces como no lo aceptó, solo le di las gracias por haberme escuchado y emprendí a Francia. Pero Don Luis de Santángel, tesorero del reino le dijo a la Rina que reconsiderara mi propuesta. Y me mandan localizar en Francia.

Y en cuanto a la segunda pregunta: ese primer viaje le salió a la Reina Isabel y a Santángel el equivalente a unos doce mil dólares, y yo pedí prestados unos dos mil dólares de hoy.

Bien Don Cristóbal, ahora es mi turno: ¿Qué hay de cierto que sus tripulantes eran forajidos o perseguidos por la justicia?

-Qué bueno que toca ese punto Don Polo. En oposición a lo que cuentan casi todas las historias, esos 87 hombres de los  tres barcos, entre ellos estaban tres médicos, un despensero, un intérprete y un contador enviado por la Reina para llevar el inventario del oro y las piedras preciosas que se embarcaran. Y los otros eran marineros y solo tres de ellos habían tenido algún roce con la ley por ayudar a escapar a cierto asesino de la prisión. Casi todos ellos eran hombres de pueblo que habían aprendido el arte de navegar.

…Y CONTINUARÁ ESTA ENTREVISTA CON CRISTÓBAL COLÓN

Foto: Este retrato de Colón, atribuido a Sebastiano del Piombo, aparece el descubridor con toda la pompa de su título de "Almirante del Mar Océano". Se encuentra en el Museo Metropolitano de Nueva York.


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 4 respuestas al foro

1
autor apologeta el 10/oct, 2015 17:05 Gobernador

Don Cristóbal, platíquenos lo que pasó el 10 de Octubre, cuando la tripulación se amotina días antes de llegar a la isla de San Salvador. Y lo que pasó cuando bajan a tierra.

-Don Polo, la tripulación jamás había pasado tantos días sin ver tierra, desde que salimos de las islas Canarias fueron exactamente 31 días y es la razón que se amotina, los reuní y les dije: “Si en tres días no divisamos tierra firme, regresamos”. Pero confiaba en que estaba próximo el final del viaje. Solo dos día más y llegamos a la isla de “San Salvador”, bautizada por mí, hoy es la isla de Watlings, en las Bahamas. Allí me arrodillo, doy gracias a Dios y con gran pompa tomo posesión de ella en nombre de los Reyes Católicos. La ceremonia fue seguida atentamente por los desnudos nativos, que parecían sencillos y amigables. Esta gente fue más tarde identificada como taínos, grupo desaparecido después.

Es mi turno Don Polo, en aquellos años se corrió la noticia en España: de que usted Don Cristóbal, abandonó unos cuarenta hombres a su suerte en un lugar de la isla La Española (Hoy, Haití y República Dominicana). ¿Por qué los abandonó?  

-Efectivamente Don Miguel, después de llegar a la isla de Cuba, donde los nativos fumaban cigarros metiendo una punta de los mismos en la nariz. Llegamos a La Española, allí embarrancó la Santa María y fue imposible ponerla de nuevo a flote. Los nativos me parecieron amigables, y decidí dejar a esos cuarenta hombres en un lugar llamado La Navidad, situado en la costa septentrional de la isla. Ya no los volví a ver jamás. Pero aunque siempre me persiguió este hecho, no tuve elección, ya que en las otras carabelas no tenían capacidad para llevarlos de regreso a España. En el segundo viaje en 1493, un año después, regresé a La Española y ya no los encontré, se cree que todos ellos fueron asesinados por los nativos. Me pesó en el alma y tal vez la historia lo vea como un grave error de mi parte.

ESTA ENTREVISTA CONTINUARÁ...

Foto: Los cuatro viajes de Cristóbal Colón.

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



2
autor apologeta el 10/oct, 2015 19:12 Gobernador

Don Polo, quiero seguir con la palabra, si usted me lo permite. Don Cristóbal…me enteré en mi época de estudiante, que usted llegó a España encadenado como un delincuente en el año de 1500 en su tercer viaje. Y de una vez ya encaminados, platíquenos el suceso del amotinamiento en el cuarto y último viaje en 1502, donde usted casi pierde la vida.

-Don Miguel, veo que en España corrían muy rápido las noticias. Y la verdad así sucedió: En 1500 en La Española, un juez llegado expresamente de España, me encontró culpable de varios delitos, entre ellos lo de severidad excesiva e injusticia, y tuve que regresar a España cargado de cadenas. La Reina Isabel indignada al saber esto, ordenó que fuera puesto en libertad inmediatamente. Pero cuando pedí que se me diera la parte de los beneficios que me correspondían, los Reyes Católicos se mostraron reacios.  Y en cuanto al amotinamiento de la tripulación, creo que la gente nunca me perdonó el que haya dejado esos hombres en La Española, el viaje y tal vez por andar buscando un camino al Pacífico pasé por alto dos cosas: Las perlas cercanas a las costas de Honduras, y la otra, de las minas de oro más ricas del mundo. Caí enfermo de artritis y me vi obligado a quedarme en cama y en Jamaica, esperando una embarcación de socorro, pues los barcos estaban averiados. Mientras tanto mi protectora la Reina Isabel moría, y el Rey Fernando hacía caso omiso a mis peticiones de dinero para poder pagar a la tripulación.

CONTINUARÁ...

Foto: El valioso mapa de Juan de la Cosa, patrón y piloto de la Santa María, fue el primero que registró los grandes descubrimientos de la época. El mapa se conserva en el Museo Naval de Madrid.

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



3
autor apologeta el 10/oct, 2015 23:02 Gobernador

Bueno, quiero agradecerles a ambos por sus grandes aportaciones y para cerrar esta entrevista a Don Cristóbal Colón, agradezco nuevamente a Don Miguel de Cervantes su participación. Concluyo que usted Don Cristóbal, al final de sus días, seguía creyendo que había llegado a las Indias Orientales y que el palacio del Gran Kan de Catay (China), estaba en algún lugar de lo que es hoy Costa Rica. No se conformó con las riquezas, quiso encontrar el anhelado camino que lo llevaría a lugares descritos por Marco Polo, donde existían todos los placeres, las comodidades y los lujos de una gran civilización.

Esta es una breve historia del hombre que dio a España el dominio sobre el mayor territorio que jamás pudieran imaginar sus gobernantes. Nuestro entrevistado murió a la edad de 55 años, sin que nadie le llorara, pero su figura heroica parece agrandarse cada vez más en el curso de los siglos.

G R A C I A S

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



4
autor RasAlGhul el 12/oct, 2015 10:41 Diputado federal

@apologeta » ,,,,ORA GüELASE LA MANO






¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.