Escribir nuevo tema

Cultura

Intercambio de información sobre música, lectura, teatro, etc. Apuntes del acontecer cultural en la Comarca y sus fronteras.

me
autor Escrito por apologeta
Gobernador
martes 2 de agosto de 2016 19:29

ENTREVISTANDO A CHARLES LINDBERGH “EL ÁGUILA SOLITARIA”

Hace ya casi nueve decenios, sólo un avión surcaba el cielo sobre el Atlántico hostil; un aparato pequeño que cubrió la distancia desde nueva York a Paris en 33 horas y media. Es asombroso que aquel avión, de un solo motor de 220 caballos de potencia y conducido por un solo tripulante, pudiera haber acometido tal empresa. El aparato no estaba provisto de descongeladores, luces, calefacción, radio ni piloto automático. Las alas eran de madera y lona, y el avión entero pesaba menos que el equipo eléctrico de un reactor moderno. Sin embargo, su vuelo solitario ocupó un lugar prominente en la historia, y su tripulante obtuvo una fama nunca imaginada.

- Sr. Lindbergh sea usted bienvenido a este Foro de El Siglo de Torreón, donde entrevistamos a espíritus famosos como usted. Me considero un admirador suyo desde pequeño y aun lo sigo siendo. Es usted tremendo “personajazo” de la historia moderna. Aquí en La Laguna tenemos a nuestro héroe Francisco Sarabia, que de seguro escuchó de él.

- Sr. Polo, es un honor estar en este Foro, con usted, su Tequila y foristas, gracias por su invitación.  Que sé de antemano se pone usted medio impertinente con sus invitados, pero es así como hay que ponerle las chispas de chocolate al Foro. Y claro que he escuchado de las hazañas del Lagunero Francisco Sarabia, buen piloto aviador, es de admirar lo que hizo.

-Sr. Lindbergh…no sé por dónde empezar, su vida tiene tintes de heroicidad, de tragedia y de "travesurillas" en su vida.

-Jajajajaja, Sr. Polo, mejor sírvame de su Tequila y que venga el primer vaso y la primera pregunta.

-Me parece bien Sr. Lindbergh, cuéntenos de sus padres para iniciar de lleno.

-Sr. Polo, Nací el 4 de febrero de 1902 en Detroit, Michigan. Fui hijo de inmigrantes suecos. Mi padre, Charles Lindbergh, fue un abogado y más tarde congresista norteamericano que se opuso a la entrada de Estados Unidos a la primera guerra mundial; mi madre fue maestra de química.

-Bien Sr. Lindbergh, ahora nárrenos con lujo de detalles esa hazaña emprendida por usted, para volar de Nueva York a Paris.

-Muy bien Sr. Polo, en 1919, Raymond Orteig, magnate de la industria hotelera de Nueva York, ofreció un premio de 25,000 Dólares al primer aviador que realizara un vuelo sin escalas entre Nueva York y Paris; es decir, una distancia de 5,800 kilómetros. Pasaron ocho años antes de que los progresos de la construcción de aviones y motores permitiesen que tal aventura entrará en los límites de lo posible. A principios de 1927 varios pilotos famosos se disponían, a ambos lados del Atlántico, a conquistar el premio. No fue, sin embargo, una inspiración de última hora lo que me llevó a inscribirme. Aunque sólo tenía 25 años de edad.

Este premio llamó la atención de muchos aviadores en todo el mundo. También se permitía hacer el vuelo desde París a Nueva York. Los primeros que intentaron el vuelo fueron los héroes de guerra franceses el Capitán Charles Nungesser y su navegante Raymond Coli. Despegaron el 8 de mayo de 1927 desde Nueva York. El último contacto que se tuvo con ellos fue cuando cruzaron la costa de Irlanda, desapareciendo en el mar; también perecieron el Almirante Richard Byrd y su acompañante. Durante la carrera hubo otras muertes por accidentes e incendios de aviones.

-Mi aeroplano era un Ryan con depósito de gasolina especial y motor Wright Whirlwind, se empezó a construir el 28 de febrero de 1927. Al igual que otros participantes me preparaba para iniciar el vuelo durante la primavera. Me fije un plazo máximo de 60 días para terminar el aparato. Los esfuerzos sobrehumanos realizados por todo el equipo, hicieron posible que el avión y yo, nos presentáramos en Curtiss Field, Long Island, el 12 de mayo de 1927.

- Sr. Lindbergh…aquí le paramos y nos echamos unos “comerciales” de Tequila, para continuar con esta aventura, que la veo interesante.

ESTA ENTREVISTA DE LINDBERGH…CONTINUARÁ.

                               imagen


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 13 respuestas al foro

1
autor apologeta el 2/ago, 2016 21:33 Gobernador

- Continuamos con su historia Sr. Lindbergh.

- Bien, continuamos Sr. Polo: El tiempo fue malo durante toda aquella semana. Pero en la lluviosa tarde del día 19, cuando mis ayudantes y yo nos disponíamos a cenar, oímos por la radio un informe meteorológico que indicaba un cambio radical del tiempo: las tormentas y los cinturones de niebla se alejaron de la ruta ortodrómica hacia Francia. Las trece horas siguientes fueron a una furiosa actividad, ocupadas en las misiones más dispares, desde llevar en el avión cinco litros de agua fresca y cinco bocadillos, y recibir varias cartas de presentación ofrecidas con cortesía de última hora, hasta remolcar el Espíritu de San Luis, nombre con que se bautizó el aparato. El campo Roosevelt, era el aeródromo que tenía la pista más larga. Cuando las 7:45 de la mañana siguiente subí a la cabina, ya llevaba 24 horas sin dormir.

Al escuchar el ruido del motor cuando lo puse en marcha no dejaba traslucir que se avecinaba la parte más peligrosa del viaje: EL DESPEGUE. René Fonck, Noel Davis y Stanton Wooster habían quedado eliminados del concurso porque sus aviones se estrellaron en el despegue. Ningún motor de tan reducida fuerza había levantado nunca una carga tan pesada. Además, tenía que despegar con un leve viento de cola y en una pista desigual y enlodada. Los cables telefónicos, unos árboles y la silueta de una colina se erguían amenazadores en lontananza.

Puse el motor a toda marcha mientras un técnico escuchaba. Le faltaba 30 revoluciones, pero, según el perito marchaba todo lo bien que podía esperarse en un día tan húmedo. Le di las gracias y ajusté el cinturón de seguridad. Hice señas a los mecánicos para que quitará las cuñas que calzaban las ruedas.

El equipo de incendios se dirigió presuroso hacia el final de la pista. Los espectadores estaban sobrecogidos, recordando las llamas que un mes antes habían consumido a Davis y a Wooster.  Pero ya era demasiado tarde: las ruedas habían empezado a rodar.

Cinco segundos, diez, quince…y seguía contando los segundos más eternos en mi vida. El patín de cola se arrastraba todavía sobre el lodo. Sentía que los pilotos que estaban observando la maniobra me gritaban con angustiosas indicaciones, acompañadas de señas más apremiantes aun que las palabras: ¡¡Levanta la cola!! ¡¡Abre todos los gases!! 25 segundos, 30… Ya había pasado la marca de seguridad: era demasiado tarde para cortar la mancha y probar de nuevo. ¡¡Ahora!! Un trozo de pista aún más áspero, un repentino aceleramiento de la mancha, un rebote, otro rebote un salto largo…aclamaciones de la gente ¡¡Ya está en el aire!!.

Pasé casi rozando el camión de incendios; me elevé unos tres metros por encima de un tractor, aumenté la altura a unos seis metros sobre los hilos telefónicos, gané velocidad y pude salvar los árboles y la colina con un margen muy estrecho…Y con rumbo a París.

- Sr. Lindbergh, déjeme platicarle lo que sucede ese día en Nueva York: La mañana, el mediodía y la tarde trascurren lentamente sin que los millones de personas que estaban pendientes de la suerte del joven aviador recibiera noticia alguna. Pero a las 7:15 PM llegaron informes de Terranova diciendo que El espíritu de San Luis había pasado sobre St. John. Los 40 mil espectadores que asistían al combate de box entre Maloney y Sharkey, en el Estadio de los Yanquis de Nueva York, se levantaron como un solo hombre al oír el anuncio por el altavoz. Se descubrieron la cabeza y rezaron por Lindbergh, suspendiendo momentáneamente la pelea.

- Sr. Polo…que le parece si nos vamos a unos “COMERCIALES” con ese Tequila.

- Me parece bien…ya está aprendiendo Sr. Lindbergh y luego continuamos con la historia.

SALUD

                             imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



2
autor apologeta el 3/ago, 2016 16:24 Gobernador

- Bien Sr. Lindbergh, somos todo oídos…puede continuar con su historia.

- Bueno Sr. Polo, entonces prosigo con ella:

Lejos, sobre el mar tenebroso, me aprestaba para la batalla más grande de mi vida. Un sudario de niebla ascendía incesantemente hasta la punta de las alas. Me elevaba más y más, pero la niebla subía espectralmente tras de mi. Acababa de sobrepasarla cuando vi una extensa masa tormentosa cuyos altos picos se oponían a mi paso como centinelas.

Aunque la tempestad se me venía encima, tomé una decisión: eché un vistazo a los instrumentos indicadores, cobré aliento y me lancé derecho a la tormenta. El avión subía y bajaba con estrépito, empujado por fuerzas monstruosas que se agitaban en el seno de las densas tinieblas. Pero aún faltaba lo peor: el hielo, el gran asesino de los pilotos en aquellos días. Me vi forzado a dar la vuelta, regresar inmediatamente a una zona de aire despejado y sortear las nubes que constituían obstáculos insuperables. El hecho de haber mantenido el rumbo, pese a que hubo de dar tantas y tantas vueltas para sortear las nubes, fue más tarde considerado como una de las más admirables proezas de la navegación aérea.

El amanecer, que asomaba procedente del Viejo Mundo, fue el primero en tenderme una mano amistosa. Dieciocho horas después de salir de nueva York, y cuando estaba casi a la mitad del camino, el sol se elevó y, con él, la temperatura. Ya no tenía que escapar y dar vueltas, pero la necesidad de dormir me paralizaba. Para combatirla, revisé los instrumentos, comprobé el rumbo, separé del timón los pies entumecidos y patee el suelo; me di de golpes en la cara con la palma de la mano, todo ello para evitar el sueño.

El sol estaba ya bastante alto cuando empezaron a abrirse boquetes en las densas nubes. Pocos minutos después, en lo hondo del amplio agujero, apareció el mar. Y como una gaviota, el Espíritu de San Luis se abalanzó hacia él, descendiendo a unos 30 metros sobre la superficie. Pero la cortina de nubes volvió a cerrarse, obligándome a volar a ciegas durante otras dos horas.

- Disculpe la interrupción Sr. Lindbergh, haré un paréntesis a su historia, usted no tenía forma para enterarse, que usted y su aparato ocupaban un lugar principal en todo las primeras páginas de la prensa mundial, el mundo entero hablaba en aquellos momentos de ambos, y que el temor sobrecogía los corazones de millones de personas que seguían la ventura cuando las voces de los locutores de radio interrumpía los programas de aquel interminable sábado para decir: Aún no se sabe nada.

Sr. Lindbergh, que le parece si hacemos una “pausa comercial” con nuestro Tequila. Ya se me secó la garganta de los nervios con su historia. Salud

- Sr. Polo, me parece que si…recordar es volver a vivir y si me hace falta su Tequila, como me hubiera caído bien en esos momentos de frío. Salud para usted y su familia.

CONTINUAREMOS……..

Foto: La ruta Nueva York-París de Lindbergh.

                                         imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



3
autor apologeta el 3/ago, 2016 18:15 Gobernador

- Gracias por esa información Sr. Polo, continuamos:

El atardecer me trajo nuevos motivos de ansiedad. Hacía 27 horas que había salido de nueva York, y suponiendo que no me hubiera apartado de la ruta, tenía que haber tierra cerca. Entonces comenzó la prueba clásica a la cual, en los relatos mitológicos, son sometidos todos los mortales que atan su carro a una estrella demasiado resplandeciente: los espejismos. Empecé a ver muchas costas con montañas, bahías, árboles, que sobresalían claramente en el horizonte. La tierra me estaba llamado como las sirenas a los argonautas de Jasón, ya fatigado la veía en todas partes…menos la verdadera.

Llevaba ya dos días con sus noches sin dormir, dando de vez en cuando una patada al pedal el timón para distraerme, de repente vi un grupo de puntitos algo al sur de mi curso, casi no daba fe a mis cansados ojos. ¿Serían nuevos espejismos? lancé en picada el aparato. ¡Eran barcos de pesca! Aquello significaba tierra muy cerca. Volé en torno a uno de ellos y corté gases. Pregunto al pescador: ¿Cuál es el camino para Irlanda?, pero el pescador no dio ninguna señal de haberme oído. Volví a elevarme y seguí mi vuelo.

¡¡Tierra!!, después de la intensidad del mar, es una experiencia maravillosa verla. A medida que la línea costera se extendía y los últimos resplandores del Sol inundaban la bahía de Dingle, un júbilo indescriptible se apoderó de mi. ¡¡El extremo sudoeste de Irlanda!!… ¡¡No me había desviado en lo más mínimo!!

Empezaron entonces aquellas cinco horas finales para las fatigadas, pero victoriosas alas. La emoción de la proeza quitaba importancia a la falta de sueño. Pasé sobre Irlanda, sobre la bella Inglaterra, a través del Canal de la Mancha, en el crepúsculo apacible, algo así como si fuera siguiendo el repique vespertino de las campanas camino de casa. Cuando la media luz se hizo oscuridad, los faros aéreos de la ruta Londres-París señalaron, como dedos luminosos, el fin del viaje. ¡¡París!! Muy pronto.

Volaba en torno a la torre Eiffel, a 5800 kilómetros y 33 horas y media de nueva York. Descendiendo en espiral sobre el aeródromo de Le Bourget, me maravilló el denso tráfico parisiense en aquella noche de sábado, de la increíble masa de gente que se hacinaba en los alrededores del aeródromo, todos con la mirada en el cielo, viendo a El Espíritu de San Luis.

Cuando el Espíritu de San Luis empezó a correr sobre el césped, la muchedumbre se precipitó hacia mi y miles de voces se alzaron formando un barullo ensordecedor. Apagué el motor para evitar que la hélice pudiera matar a alguien. Al detenerse, algunas partes del avión empezaron a crujir a causa de la presión humana. Prácticamente me arrancaron de la cabina y fui pasando de mano en mano. Transcurrió media hora antes de que pudiera pisar tierra. Por fin, la policía francesa logró sacarme de entre la multitud y llevarme precipitadamente a la sala de pilotos.

- Ahora voy yo, Sr. Lindbergh, permítame: La noticia se transmitió a todos los rincones del mundo. En los Estados Unidos de América se interrumpieron los programas de radio y las funciones de teatro y cinematógrafos. Los obreros de la fábrica Ryan gritaban hasta perder la voz. El Times de nueva York, siempre tan serio, se salió de sus límites y encabezó seis nutridas páginas de información con el título más llamativo de su historia: ¡¡Lindbergh lo consiguió!!

Cuando Lindbergh despegó del Roosevelt Field en Nueva York, el magnate hotelero Raymond Orteig estaba de vacaciones, con su esposa, en la ciudad francesa de Pau. Su hijo le envió un telegrama y el hotelero salió hacia Paris donde llegó a tiempo para recibir a Lindbergh en el aeródromo de Le Bourget.

Regresó a Estados Unidos de América a bordo de un buque de la Marina estadounidense: El Memphis. Nada más llegar, aviones, buques de guerra y hasta un dirigible, lo escoltaron hasta la base naval en Washington DC. El presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge lo condecoró y el departamento de Correos emitió sellos con un mapa del vuelo del Spirity of St. Louis.

Sr. Lindbergh, como que esto merece unos Tequilas y brindar por esa hazaña.

Me gusta la idea Sr. Polo y continuamos mañana. ¡¡Salud!!

                              imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



4
autor paty14 el 3/ago, 2016 22:18 Diputado local

@apologeta » Excelente tema, muy buena información acerca de este personaje de la historia de la aviación, felicidades y que interesante.

Saludos Polo.

paty14



5
autor blablablabla el 4/ago, 2016 00:05 Gobernador

@apologeta » que extraordinario invitado nos traes al foro !! Gracias Apo, para mí leer este nivel tan alto de audacia es muy motivante, echa a volar mi imaginación y a mis proyectos le dan vuelo.

Saludos !!!

saludos.



6
autor apologeta el 4/ago, 2016 00:22 Gobernador

@paty14 » Gracias Paty por tus comentarios, pero esto apenas se pone interesante. No sabe Lindbergh lo que le espera…aunque ya está muertito. Jajaja

Saludos

Foto: TRIUNFAL RECEPCIÓN. Sereno, después de haber superado el esfuerzo de un vuelo de más de 33 horas. Charles Lindbergh fue fotografiado con el sonriente Presidente de Francia, M. Doumergue.

                                                               imagen

 

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



7
autor apologeta el 4/ago, 2016 00:42 Gobernador

@blablablabla » Blablablabla: echa a volar mi imaginación y a mis proyectos le dan vuelo.

Yo igual, lo leo y lo leo…y me meto al personaje mismo, siento esa adrenalina, el frio y el cansancio de este piloto en esos momentos...Y culminar con el triunfo de haber logrado una meta. ¡¡Que vuele la imaginación!! Como tu bien lo has dicho.

Saludos y gracias

                                                              imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



8
autor apologeta el 4/ago, 2016 01:33 Gobernador

@paty14 @blablablabla » - Sr. Charles Lindbergh, usted era rico, famoso y un héroe nacional, como consecuencia de la audaz travesía, al unir por primera vez América y Europa en un vuelo sobre el Atlántico. Estaba casado con la poetisa Anne Morrow Lindbergh, una mujer joven, talentosa y bella; un verdadero matrimonio ideal. Vivían habitualmente en Hopewell, en una casa construida en las montañas de Hunderton County, en Nueva Jersey, que estaba relativamente cerca de Nueva York, y, al mismo tiempo, suficientemente alejada de los curiosos. Pero cuéntenos lo que pasó en esa casa, la tragedia por la que pasó la familia Lindbergh, y lamento mucho tocar este punto Sr. Lindbergh…lo siento en verdad.

- Gracias Sr. Polo, páseme la botella del Tequila, que aun duelen esas cicatrices. Mi pequeño Charles, de un año y ocho meses, era el complemento de mí felicidad. En la tarde del 1° de marzo de 1932 el niño fue arrebatado de su cuna en el segundo piso de esa casa en Hopewell por un desconocido. El descubrimiento fue hecho por la niñera Betty Gow, quien dio la alarma. Apoyada contra la pared del edificio fue hallada una escalera fabricada a mano, uno de cuyos escalones se había roto con el peso del secuestrador. Sobre la ventana había una nota redactada con gran dificultad, firmada con tres círculos concéntricos, en la cual se pedía un rescate de 50 mil dólares. Fue uno de los crímenes más publicitados del siglo XX. Más de dos meses después, el 12 de mayo de 1932, el cuerpo de mi pequeño, fue descubierto a escasa distancia de mi hogar. Un examen médico determinó que la causa de la muerte fue una fractura de cráneo masivo.

Después de una investigación que duró más de dos años, Bruno Richard Hauptmann fue arrestado y acusado del crimen. En un juicio que se celebró del 2 de enero al 13 de febrero de 1935, Hauptmann fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a muerte. Fue ejecutado en la silla eléctrica en la prisión estatal de Nueva Jersey el 3 de abril de 1936. Hauptmann proclamó su inocencia hasta el final. El crimen espoleó al Congreso a aprobar la Ley de Secuestro Federal, comúnmente llamada la "Ley de Lindbergh", lo que hizo que el transporte de una víctima de secuestro a otros Estados sea un crimen federal en USA.

Foto: Charles Jr. al cumplir un año

                                           imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



9
autor apologeta el 4/ago, 2016 18:48 Gobernador

- Sr. Lindbergh, debido al secuestro de su bebé emigró a Europa junto a su mujer, una vez allí quedó impresionado por el avance en ingeniería aeronáutica del país Alemán y fue tachado de nazista por sus compatriotas, sentimiento que se acrecentó cuando usted mostró su disconformidad con la entrada de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial, sin embargo cuando fue atacado Pearl Harbor cambió de opinión y trabajó de ayudante técnico para la aviación de los Estados Unidos de América, siendo perdonado por la opinión pública. ¿Qué me dice sobre esto?

- Bien Sr. Polo, mientras estuve en Europa, viajé a Alemania y quedé impresionado con la industria aeronáutica de aquél país. En 1938 Hermann Goering me otorgó una medalla honorífica que en Estados Unidos suscitó muchas críticas y opiniones poco favorables a mi persona, por mi admiración y simpatía por los nazis.

A mi regreso a Estados Unidos (1939) recorrí el país dando conferencias en contra de la guerra y declarándome partidario del aislacionismo estadounidense. Me declaré de forma abierta partidario de Adolfo Hitler y partidario de los partos selectivos, por lo que fui obligado a dimitir de mis cargos. Critiqué severamente la política exterior del presidente Roosevelt, acusé a grupos de presión británicos y judíos de manipular los destinos de mi país y renuncié a mi escalafón como aviador militar en la Reserva. Cuando los japoneses atacaron Pearl Harbour, abandoné mis posiciones políticas y traté de colaborar con el Gobierno que, entonces, prefirió prescindir de mis servicios. Durante el conflicto armado, trabajé como asesor técnico y piloto de pruebas para la Ford y la United Aircraft Corporation. En abril de 1944 estuve en el frente del Pacífico, como piloto civil, aunque participé en más de 50 misiones de combate, con lo que logré recuperar algo de mi imagen pública. Después de la guerra, el presidente Eisenhower me volvió a otorgar mi rango militar. Trabajé como asesor de la Fuerza Aérea estadounidense.

- Pero…¿qué le pasó?, su cabecita no le funcionó Sr. Linbergh.

- Fue un grave error, lo acepto, Sr. Polo.

- O tal vez fue porque ¿usted ya tenía otra mujer y familia en Alemania Sr. Lindbergh? ¿Qué no le suena conocido el nombre de la alemana Brigitte Hesshaimer, con la que tuvo tres hijos?

- Sr. Polo…eso era un secreto, ¿Cómo se ha enterado?

- No Sr. Lindbergh, fue un secreto hasta cuando usted murió, se lo llevó a la tumba y lo enterraron con él…pero siempre sale a flote los secretos. Y sabe que es lo peor…que su esposa se enteró antes de morir ella. Lo digo porque leyendo uno de sus libros de poemas, dice lo siguiente: “Creo que lo que una mujer resiente no es tanto entregarse por completo, sino entregarse en vano.” Anne Lindbergh.

Sr. Lindbergh, siento que sea yo el que lo haya enterado…pero así son estas entrevistas. Y como veo que usted no está enterado de todo esto, déjeme que sea yo quién hable ahora. Y mientras le paso la botella de Tequila, porque lo veo más transparente. Esperamos a que se recupere.

CONTINUAREMOS CON LA ENTREVISTA

Foto: Lindbergh y su esposa Anne

                                                    imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



10
autor apologeta el 5/ago, 2016 01:13 Gobernador

- Este hombre, idolatrado por todos y ejemplo de padre ejemplar y marido fiel, llevó durante casi dos décadas una doble vida que dio como resultado el haber mantenido una relación de pareja con tres mujeres (aparte de su esposa y todas al mismo tiempo) y tener siete hijos fuera del matrimonio. Esta es su sorprendente historia:

Más de seis décadas después, queda al descubierto la historia que el aviador estadounidense Charles Lindbergh tanto se afanó en ocultar. No sólo vivió entre dos continentes, sino que formó dos familias: una a cada lado del Atlántico.

Hasta tal punto llegó la fidelidad de Brigitte Hesshaimer, que prohibió a sus hijos confesar quién era su padre, a pesar de que el Sr. Lindbergh ya estaba muerto. Tras la muerte de su madre en 1999, sus hijos aprovecharon para meditar si desvelaban o no el misterio públicamente. Y lo acaban de hacer con 112 misivas bajo el brazo.

"Es posible que, cronológica y geográficamente, Lindbergh mantuviera esa relación, de acuerdo con lo que he podido leer en las cartas, que, a mi juicio, son auténticas", ha asegurado el biógrafo del aviador, Scott Berg. En agosto de 2003, Dyrk, Astrid y David Hesshaimer anunciaron, en una conferencia de prensa que se celebró en Munich, que los tres eran hijos de Charles Lindbergh. Hicieron públicas más de 100 cartas de amor que Lindbergh había enviado a su madre Brigitte, desde finales de la década de 1950 hasta su muerte en 1974, y para que no quedara la menor duda de la veracidad de sus aseveraciones se sometieron a un test de ADN que las confirmó. Poco después se supo que el gran aviador había mantenido también relaciones amorosas con otras dos mujeres alemanas con las que tuvo otros cuatro hijos. Todos ellos nacieron entre 1958 y 1967.

"Mi madre nunca nos dijo quién era nuestro padre", detalló Astrid Bouteuil. "Pero, cuando yo tenía 21 años, encontré unas cartas y unas viejas fotografías en casa. Investigué sobre ellas y descubrí que eran de Lindbergh. Inmediatamente, se lo dije a mi madre y ella se puso a llorar", añadió.

Astrid, Dyrk y David Hesshaimer vivieron toda su infancia y adolescencia con la incógnita de quién sería su progenitor. Hicieron muchas cábalas, pero lo que nunca llegaron a imaginar fue que el señor Careu Kent, que venía a visitarlos periódicamente a casa, era ni más ni menos que su padre.

El señor Kent, llámese Charles Lindbergh, conoció a la joven Brigitte (ella tenía 22 y él 55), en 1957, durante una estancia en Alemania. Desde entonces, el aviador viajó de continente a continente varias veces a lo largo de sus últimos 17 años de vida. Su espíritu viajero y aventurero era de sobra conocido, por lo que sus traslados no llamaron demasiado la atención.

Lindbergh llamaba a la puerta de Brigitte Hesshaimer como un amigo, que hablaba sólo inglés y que deleitaba a los pequeños con trucos de magia. Los mantuvo económicamente y nunca temió ser descubierto porque su relación no era conocida por nadie más que por la propia Brigitte, quien prometió, además, no revelar nunca la existencia de esta familia secreta.

Como ve de lo que usted no estaba enterado, Sr. Lindbergh. UN AMOR EN CADA PUERTO…DICEN DE LOS MARINEROS Y DE LOS PILOTOS.

- Sr. Polo, no sé qué contestar a todo esto…me ha dejado más helado que en mi viaje a París. Nunca pensé que el mundo se enteraría de todo esto…pero más me duele mi esposa.

 - Sin embargo Sr. Lindbergh, la prensa de Estados Unidos ha preferido ignorar la vida amorosa secreta de usted. Hasta hoy, ha pasado por alto aquella parte de la existencia del héroe que mantuvo celosamente oculta mientras vivió. Es posible que, tal y como ya había acertado a explicar su mujer Anne Morrow: Lindbergh solamente amó a su avión…el Spirit of St. Louis.

- Sr. Lindbergh, voy por otra botella de Tequila que ya se la ha terminado usted. Creo que mañana seguimos con otros puntos y despedirlo del foro, lo veo muy abatido.

CONTINUAREMOS……  

Foto: Dyrk, Astrid y David Hesshaimer

 

                                              imagen

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



11
autor apologeta el 5/ago, 2016 14:47 Gobernador

- Compañeros foristas y lectores, el Sr. Lindbergh ha abandonado la entrevista…pero quiero decirle, si usted aun anda por ahí, que mi admiración por usted sigue en pie, aquí le admiramos y aplaudimos su hazaña, que lamento que sea el Foro y el internet el responsable de algo que se venía venir…tarde o temprano, de su vida privada.

Que su espíritu y el de St. Louis…sigan volando entre nosotros. ¡¡Gute Reise!!, Sr. Charles Lindbergh. Y gracias por su entrevista.

Bueno compañeros, solo me queda por publicar algunos detalles importantes de este interesante personaje que no se mencionaron:

En diciembre de 1927, el gobierno de Estados Unidos de América pidió a Lindbergh que efectuara un viaje oficial por Latinoamérica que facilitara a la diplomacia de su país estrechar lazos con sus vecinos del sur. Durante su estancia en México conoció a Anne Spencer Morrow, hija del embajador estadounidense, en México, con la que contraería matrimonio en 1929. Lindbergh enseñó a Anne a volar y juntos realizaron muchos viajes, por encargo de las líneas aéreas, a fin de recabar datos para la apertura de nuevas rutas.

Posteriormente se convirtió en asesor de aerolíneas comerciales. Charles Lindbergh pilotó también el primer vuelo oficial de la línea aérea Mexicana de Aviación. Contribuyó a definir las características del Boeing 747. En 1953 publicó su libro The Spirit of St. Louis que al año siguiente ganaría el premio Pulitzer.

A partir de 1960 se interesó por la conservación de especies en peligro de extinción como las ballenas azules y por los aspectos culturales de algunos pueblos africanos y filipinos. No apoyó el desarrollo de los aviones supersónicos por la contaminación atmosférica y se retiró a vivir en la isla hawaiana de Maui, donde murió de cáncer en 1974.

Tras varios episodios de apoplejía en la década de los 90, Anne murió en 2001 en su casa de Vermont a los 94 años.

La existencia de una vida tan agitada por pasiones que no quiso mostrar en público, en un personaje como Lindbergh, podría explicarse a partir del trauma que le causó el asesinato de su primer hijo, mantuvo posiciones ideológicas bastante extremas a lo largo de su vida y no supo controlar sus devaneos amorosos, en los que encontraría el modo de liberar sus profundas tensiones internas.

GRACIAS A USTEDES LECTORES, QUE EL TEMA Y EL PERSONAJE LES HAYA GUSTADO.

                                  imagen

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



12
autor blablablabla el 5/ago, 2016 16:15 Gobernador

@apologeta » excelente entrevista !!!!

saludos.



13
autor apologeta el 5/ago, 2016 16:58 Gobernador

@blablablabla »  Excelente entrevista !!!!...

Diría yo...Excelente personaje. Gracias Blablabla y a esperar al siguiente.

La película nunca la vi, aunque es de mi época. Saludos

https://youtu.be/pADw8x4zjsk

 

¡¡Deja que los perros ladren...es señal de que vamos avanzando!!



Más escritos de Cultura

Tlahuicole…Y los Aztecas.

Escrito el 01 de abril 2017 por apologeta

Juicio Civil al Ex Presidente…Gustavo Díaz Ordaz

Escrito el 08 de marzo 2017 por apologeta

Entrevistando al cura Miguel Hidalgo y a Don Juan Antonio Riaño

Escrito el 24 de febrero 2017 por apologeta

Entrevistando al General Manuel Mondragón…y sus cañones.

Escrito el 11 de febrero 2017 por apologeta

Visitando al Mahatma Gandhi…

Escrito el 27 de enero 2017 por apologeta

Entrevistando a Victoriano Ramírez López…alias “El Catorce”.

Escrito el 18 de enero 2017 por apologeta

Entrevistando al Che Guevara y a Fidel Castro

Escrito el 07 de diciembre 2016 por apologeta

Entrevistando a Santos-Dumont…Padre del Vuelo

Escrito el 27 de noviembre 2016 por apologeta

Margarito Zuazo…El Verdadero Niño Héroe

Escrito el 06 de noviembre 2016 por apologeta

Noviembre 5, de Fawkes a Anonymous

Escrito el 05 de noviembre 2016 por Nostromo

Acusados de Plagio Los Beatles, Coldplay y Otros Famosos

Escrito el 21 de agosto 2016 por apologeta

ENTREVISTANDO A CHARLES LINDBERGH “EL ÁGUILA SOLITARIA”

Escrito el 02 de agosto 2016 por apologeta

DIJO EL FILOSOFO PLATON

Escrito el 20 de julio 2016 por RasAlGhul

Semblanzas Niño Fidencio

Escrito el 25 de junio 2016 por paty14

UN DÍA COMO HOY…PERO: (Tercera y última parte)

Escrito el 25 de mayo 2016 por apologeta

ENTREVISTANDO A CHARLES ROBERT DARWIN

Escrito el 04 de mayo 2016 por apologeta

PRUDENTIAL OTORGÓ SEGUROS DE VIDA A JÓVENES GANADORES DEL CONCURSO “PROSPERA SEGURO CON LA PRODUCTIV

Escrito el 26 de abril 2016 por gergarcea

Viajando en el tiempo: 75 años de historia.

Escrito el 19 de abril 2016 por heladita

ENTREVISTANDO AL PRESIDENTE JUÁREZ

Escrito el 05 de abril 2016 por apologeta

"UN ASUNTO PENDIENTE"

Escrito el 04 de abril 2016 por R083R7



¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.




*