Escribir nuevo tema

Foro del Lector El Siglo

Foro del lector de usuarios de El Siglo

me
autor Escrito por ElOrdinario
Diputado local
miércoles 10 de septiembre de 2014 10:24

Huevos con jamón ( por aquello del compromiso)

Huevos con jamón

La muy conocida analogía del cerdo y la gallina para ilustrar la diferencia que hay entre compromiso e involucramiento, es muy cierta. Para hacer un plato de huevos con jamón, la gallina se involucra, pero el cerdo se compromete.

El compromiso es definido por la Real Academia Española como una “obligación contraída” o “palabra dada”. Tiene que ver, entonces, con el hecho de cumplir con algo de lo que uno se ha hecho responsable. Implica hacer todo lo que sea necesario para que las expectativas de aquél con quien nos comprometimos se vean satisfechas, y hasta superadas.

De lo anterior se desprende que para comprometerse no basta con aplicar la ley del mínimo esfuerzo, o con hacer las cosas de manera satisfactoria, pero mediocre. Por el contrario, hay que dar ese valor agregado que logrará el máximo nivel de cumplimiento posible.

El primer compromiso que se debe generar, el que dará origen a todos los demás, es con uno mismo. Así como las buenas relaciones con los demás sólo pueden derivarse de estar bien con nosotros y de tener un adecuado manejo de las emociones, el compromiso con la familia, los amigos, la empresa, los clientes y otras instancias con las que nos relacionamos, tendrá como fundamento el que establezcamos con el propio yo. Como bien se dice, no se puede ser candil de la calle teniendo oscuridad en casa.

El compromiso con uno mismo se da cuando definimos con claridad nuestras metas personales y profesionales, y tenemos la firme intención de cumplirlas (lo que no sucede, por ejemplo, con la mayoría de los llamados propósitos de año nuevo). Esa intención pondrá en marcha nuestra voluntad y la encaminará en la dirección que las propias metas marcan. Es entonces cuando realmente aparece el compromiso, ese momento en el que las intenciones se convierten en acciones concretas y consistentes.

El compromiso con los demás

El principio se aplica de igual forma cuando nos comprometemos con terceros. Por ejemplo, el compromiso con la familia tiene que ver con la parte económica, en términos de procurarle una vida digna, pero también con la emocional: cariño, cercanía, interés, empatía, comunicación, preocupación por conocer sus problemas e inquietudes y por contribuir a solucionarlos. Hay quienes piensan que están comprometidos con su familia porque la mantienen, pero el hecho de nunca verla, de no estar con ella o de dedicarle muy poco tiempo, de no demostrarle de diversas formas el cariño que se dice tenerle, indica lo contrario.

Lo mismo sucede con la empresa. Comprometerse con ella significa llegar a trabajar todos los días teniendo plena conciencia de lo que se espera de uno, y haciendo todo lo posible no solamente por responder a esa expectativa, sino por superarla; no es nada más hacer las cosas, sino hacerlas bien, a tiempo y, lo que es muy importante, con gusto. Cuando a las personas nos gusta lo que hacemos, lo hacemos mejor, nos fijamos metas más altas y hasta el tiempo se nos va más rápido. No vemos al trabajo como una serie interminable de horas que todavía tenemos por delante, sino como un tiempo que disfrutamos, en el que podemos poner en práctica muchas de nuestras habilidades y aplicar nuestros conocimientos.

Trabajar con gusto implica asimismo trabajar bien con otros, contribuir a que, conjuntamente, se alcancen los objetivos fijados, a través de la colaboración y el espíritu de equipo; ver a los demás como clientes que necesitan de lo que uno hace para lograr sus propios resultados, y dárselos con los niveles de calidad y con la oportunidad requeridos.

Al igual de lo que sucede con el compromiso con uno mismo, el compromiso en el trabajo tiene que partir de la claridad en los objetivos buscados, y en el papel que cada quien debe desempeñar para alcanzarlos. A partir de ese conocimiento, hay que llevar a cabo el esfuerzo que permitirá llegar a ellos.

El eslabón final de la cadena del compromiso, y el más importante en términos del trabajo, son los clientes externos. Comprometerse con ellos, en el sentido que se ha manejado de saber lo que se busca y realizar lo necesario para que se dé, es lo que le permite a la empresa permanecer en el mercado y desarrollarse. Hoy en día, los clientes le otorgan su preferencia a las organizaciones que les demuestran, día a día, su compromiso con ellos; a aquellas que aportan el jamón al platillo.

 

 

http://sinapsis-consultores.com.mx/blog/2010/01/huevos-con-jamon/


¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!

Hay 12 respuestas al foro

1
autor beto el 10/sep, 2014 22:24
Visitante distinguido

@ElOrdinario » Buen  tema, es lo que les hace mucha falta a todos nuestros políticos, piensan en todo menos en los ciudadanos, pobre de nuestro país, ya no hay a cual escoger, deseo fervientemente que en las próximas elecciones  piensen por quien van a votar, despues no se quejen, ánimo laguneros.....saludos...

beto



Saludos

2
autor ElOrdinario el 11/sep, 2014 08:41 Diputado local

@beto » así es mi estimado, ojala y aprendamos algo ded los tropiezos y esta vez razonemos nuesto  voto.

La culpa no es de la estaca, el SAPO salta y se ENSARTA



3
autor carvato el 11/sep, 2014 13:58 Líder sindical

Pues aquí en Torreón, ni huevos, ni jamón.... Pavimento en pésimo estado, basura por dondeqiera, el escombro cada quién lo tira donde le dá la gana, Colectores caídos por dondequiera, en Monterreal, en la Calz Monterreal y Av. Libertad, justo donde está un OXXO, se cayó un colector desde el mes de Junio, pues ya estamos a Septiembre y apenas han avanzado unos 10 metros en la reparación, ya todo el paviemento alrededor se echó a perder con el agua de las lluvias y todo lo que simas desagua diariamente y esto va para largo. A ver si para el año nuevo terminan...




osease

4
autor ElOrdinario el 11/sep, 2014 15:20 Diputado local

@carvato » que ni se involucran ni se comprometen, eso si esta grave, así no para donde hacerse 

La culpa no es de la estaca, el SAPO salta y se ENSARTA



5
autor magnate3 el 11/sep, 2014 16:44 Diputado plurinominal

@ElOrdinario »  BUEN TEMA, MOTIVACIONAL......que cada quien tome lo que le corresponde con responsabilidad.......saludes...

magnate3



6
autor Rozi el 12/sep, 2014 12:04 Diputado local

@ElOrdinario » 

Cuando lei el nombre, ccrei que nos invitaria a desayunar xD

Excelente tema, pero... ¿y si hay algo de mi trabajo que no me guste, lo dejo?

 

Saludos!

Maybe if we think and wish and hope and pray, it might come true



7
autor carvato el 12/sep, 2014 18:51 Líder sindical

@Rozi » No creo que sea para tanto, los trabajos están escasos y afortunado el que tenga uno. Pero aunque en el trabajo haya cosas que están mal, hay que centrarse en hacer bien lo que a uno le corresponde, bien y a la primera. No es cierto que hay que dar el 110%, con que demos el 100% es suficiente. Si todos lo hicieran, no habría problemas.




8
autor Rozi el 13/sep, 2014 09:21 Diputado local

@carvato » Lo se compañero, hay pocos y malos, (no todos) a mi me gusta mi trabajo y hacerlo bien es uno de los mejores placeres, pero hay cosas con las que te topas que no estan en tus manos, es decir cuando no tienes las herramientas necesarias y tu tienes que hacerle como puedas, eso afecta directamente el rendimiento...

Saludos!

Maybe if we think and wish and hope and pray, it might come true



Totalmente de acuerdo

9
autor MaKCo1 el 16/sep, 2014 08:49
Visitante distinguido

@Rozi » Estoy totalmente de acuerdo. Es bien sabido que las cosas desde afuera siempre se ven mejor y más fáciles que cuando tienes el control y las manejas desde el interior.

Un saludo.

Maria



A mi también me dieròn ganas de desayunar

10
  autor armario el 21/sep, 2014 09:57 Promotor social

Lo que veo es que la mayoría de las respuestas van tirándole a los políticos, cuando el compromiso primordial es el nuestro, el país está caminando, pero como camina un borracho se mueve pero avanza poco y no todo es culpa de los políticos, me atrevo a asegurar que las personas que más se ocupan de criticar a los políticos culpandolos de nuestra situación en lugar de comprometerse a poner su granito de arena, son tan culpables cómo ellos.

Hay que voltear a ver hacia el interior de nuestra familia, donde se puede decir que somos lo equivalente a un rey o político muy influyente, se hace lo que nosotros decidimos, entonces habrá que preguntarnos si ese pequeño reino que regimos o dominamos esta ordenado, como queremos que se nos ofrezca un país digno si ese ladrillo que es nuestra familia se está desquebrajando, para que un país valga la pena, se requiere de ladrillos bien estructurados, representados por nuestras familias, negocios e instituciones, el país está mal??, que estamos haciendo para mejorarlo? Que estamos haciendo que no lo deja avanzar, no basta con criticar hay que comprometernos, empecemos por hacer bien lo que nos corresponde. Feliz Domingo.




Saludos

11
autor ElOrdinario el 22/sep, 2014 09:52 Diputado local

@Rozi »  pues fuga al desayuno, ya le estubieramos dimos dando.

 

 buen día hermosa niña.

La culpa no es de la estaca, el SAPO salta y se ENSARTA



Hay que leer desde el inicio.

12
  autor armario el 24/sep, 2014 09:58 Promotor social

@Rozi » entonces dime si los comentarios 2,3,4,5 se refieren a relaciones laborales, saludos.






¿Te gustó este tema? puedes compartirlo, ¡es gratis!


Foros de el Lector en El Siglo de Torreón.